Getting Home Improvement Done!

Consejos reforma integral vivienda

Reforma integral vivienda

Consejos reforma integral vivienda

Embarcarse en una reforma integral de nuestra vivienda puede ser una gran manera de lograr una mejora sustancial en tu hogar a la par que aumentar su valor en el mercado. Sin embargo, con todas las historias de terror sobre reformas desastrosas que circulan, es normal que sea un proyecto que de miedo. Aunque una reforma del hogar es siempre aconsejable y trae consigo grandes beneficios, también hay que tener ciertos elementos clave que no hay que olvidar. En este artículo, repasamos los principales factores a considerar seriamente antes de iniciar un trabajo de estas proporciones.

Coste y presupuesto

A la hora de llevar a cabo una reforma total de la casa, el gasto es el principal elemento a tener en cuenta. El presupuesto de que dispongas determinará y restringirá cuánto trabajo se puede realizar, los materiales que se podrán usar y el margen de dinero extra para hacer frente a los imprevistos. Uno de los errores principales que cometen los propietarios es no dejar algo de dinero reservado por si algo sale mal. Si dispones de un presupuesto ajustado y la reforma no es absolutamente urgente es recomendable esperar unos meses y ahorrar un poco más para contar con un margen económico más amplio. Es importante recordar que comprar materiales muy baratos o contratar trabajadores por valores muy inferiores a la media afectará directamente a la calidad de la reforma y puede acabar teniendo efectos muy negativos en el resultado.

Elección de materiales

La elección de materiales es una decisión crítica a la hora de proyectar la reforma, ya que estos pueden no encajar con el estilo de tu hogar. Evita tomar decisiones impulsivas, sin realizar un proceso de reflexión previo. Basar una elección de este tipo en el capricho puede resultar en un desajuste con los colores, el estilo y las características de tu hogar. Cuando vayas a las tiendas y almacenes de materiales, pide muestras para llevarte a casa. De esta forma, podrás comparar directamente los nuevos materiales con lo que ya tienes en casa y ver si realmente encajarán. No te dé apuro preguntar, muchos vendedores disponen de muestras de materiales a disposición del cliente.

Contratación de profesionales

Seguramente, la parte más difícil en una reforma integral es el trato con los profesionales de los diversos sectores implicados. ¿Cuántas veces hemos escuchado historias de trabajadores que eternizan los trabajos, cobran demasiado o no hacen lo que se les pidió? Recuerda que estás pagando por la reforma así que no aceptes pagar hasta que el proyecto se haya finalizado de forma completamente satisfactoria.

Otro problema habitual que los propietarios afrontan a la hora de trabajar con los profesionales es el temor a expresar sus preocupaciones. Si ves que algo no está saliendo como deseas, comunícalo sin miedo: hazte oír. Al fin y al cabo, estás pagando grandes cantidades de dinero para reformar tu casa. Una vez terminada la reforma, eres tú el que tendrás que vivir en un lugar que deseas sea cómodo y con estilo, así que es importante hablar y expresar tu opinión, aunque difiera de la del profesional.

¿Más consejos sobre reformas del hogar? Descúbrelos aquí.

Facebook Commentario