Getting Home Improvement Done!

Electricidad: ¿qué potencia contratar?

qué potencia eléctrica contratar

Electricidad: ¿qué potencia contratar?

Saber qué potencia contratar es una decisión que repercutirá positivamente en tu factura de la luz. Tanto si vas a dar de alta la luz como si ya tienes luz en tu vivienda, elegir la potencia eléctrica adecuada supondrá un ahorro en lo que pagas de electricidad. En este post, te orientamos sobre cómo conocer la potencia eléctrica necesaria para tu hogar.

Ajustar la potencia eléctrica

Tu factura de la luz tiene un coste fijo que proviene de la potencia contratada. Es decir, pagas por el hecho de disponer de servició eléctrico, sin importar la energía que hayas consumido ese mes. El coste de la potencia contratada lo regula el Gobierno y las comercializadoras no pueden superar el valor establecido por el Ministerio de Industria.

Tal y como indica la CEACCU en su guía “El nuevo recibo de la luz en 100 claves”, cada kW en exceso que tengas contratado (es decir, que realmente no necesitas) supone un coste extra de 5€ al mes. Es decir, si 3,5kW de potencia ya son suficientes para tus necesidades de consumo, pero tienes contratados 7,5kW, al final del año, estarás pagando unos 200€ de más en tus facturas.

En ese contexto y, teniendo en cuenta que la potencia contratada representa, aproximadamente, el 45% del recibo de la luz, ajustar la potencia eléctrica a tus necesidades reales supondrá una disminución del coste fijo en tu factura y, por lo tanto, conllevará un ahorro económico.

Cómo saber si puedes bajar la potencia contratada

¿Cómo puedes saber si tienes contratada más potencia de la que necesitas? Dispones de un par de formas sencillas de averiguar eso. Por un lado, puedes realizar una prueba práctica. Enciende, al mismo tiempo, todos los aparatos eléctricos de tu casa que puedas usar de forma simultánea: luces, aire acondicionado, lavadora, vitrocerámica, lavavajillas, etc). Si no se corta el suministro eléctrico, significa que el ICP (Interruptor de Control de Potencia) aguanta. En ese caso, tienes contratada más potencia de la que necesitas, por lo que puedes pedir que te la reduzcan. Otro método fácil para saber si puedes bajar la potencia contratada es a través de unos aparatos que miden, durante un periodo, la potencia usada. Pasados unos días, el aparato es capaz de recomendar la potencia eléctrica adecuada para tus circunstancias.

Potencia necesaria y características de la vivienda

La potencia necesaria para tu casa depende de varios factores y resulta difícil generalizar. Los elementos principales que determinarán la necesidad de potencia son: los metros cuadrados de la vivienda, el número de personas que vivan en ella, el tipo de electrodomésticos que tenga, el uso que se haga de ellos y cuántos aparatos eléctricos se usen simultáneamente.

A grandes rasgos, se indica que en un piso de hasta 80m2, en el que vivan un par de personas y que tenga todos los aparatos eléctricos (incluida calefacción, cocina y termo), necesitará entre 4,6kW y 9,2kW. Si este mismo piso combina los aparatos eléctricos con gas natural, la potencia necesaria disminuiría a 3,45kW-6,9kW. En el caso de una familia de 4 miembros, en un piso de más 80m2 y con todo eléctrico, la potencia a contratar oscilaría entre los 5,75kW y los 10,35kW. Si, por ejemplo, la cocina y la calefacción son de gas, con una potencia contratada de entre 4,6kW y 8,05kW sería suficiente.

Como has visto, contratar la potencia que mejor se ajuste a tus necesidades depende de varios factores. Te recomendamos ajustarla lo máximo posible, para que puedas ahorrar en tu factura de la luz.

Facebook Commentario