Getting Home Improvement Done!

Estufas de pellets: Ventajas y Funcionamiento

estufas de pellets

Estufas de pellets: ventajas y funcionamiento

La decisión de qué sistema de calefacción elegir para tu nuevo hogar es una decisión importante, tal y como indicamos en nuestro artículo. Por ello, hoy queremos presentaros uno de los sistemas de calefacción más innovadores de los últimos años: las estufas de pellets.
Cumplen con algunas de las tendencias en alza del mercado actual, y es que una estufa de pellets es capaz de generar calor gracias al uso de un combustible totalmente renovable, el famoso pellet.

¿Qué es el pellet?

Gracias al pellet se ha conseguido transformar el sistema de calefacción tradicional y hacerlo de una de las maneras más ecológicas posibles.
El pellet no es más que un tipo de biomasa formada a base de virutas previamente prensadas (sin otros aditivos) y de serrín, provenientes de residuos industriales y agrícolas. Mide unos 5-6 mm de diámetro y 10-25 mm de largo.
Al ser residuos pequeños y de materia fósil, generan muy pocas cenizas u hollín. Pero la verdadera revolución la marca su precio. El precio de este combustible es uno de los más baratos, en comparación con la electricidad, el gas o el gasóleo. Su precio puede variar, dependiendo de la calidad del pellet.
Un consejo para ahorrar aún más es guardar los pellets en lugares secos, ya que de lo contrario, la humedad haría que su combustión fuera más lenta y se crearían más humos. Asimismo, el pellet puede ser guardado indefinidamente.

Ventajas estufas de pellets

Una de las primeras ventajas de las estufas de pellets es su funcionamiento automático. La estufa contiene un depósito con los pellets y una vez la ponemos en funcionamiento, estos van siendo trasladados a su combustión. La frecuencia de carga de combustible dependerá de la capacidad del depósito y de la temperatura que hayamos elegido en el termostato, pero pueden llegar a tener hasta 30 horas de autonomía seguidas (dependiendo del modelo).
Además, a diferencia de las estufas de leña tradicionales, las estufas de pellets son ventiladas, toman aire de la sala y lo devuelven caliente. De esta manera, se transmite el calor por aire además de por radiación. Asimismo, la estufa de pellets se enciende automáticamente, sin necesidad de cerillas, ni mechero, pudiéndose poner en marcha incluso desde el Smartphone (dependiendo del modelo).
Otra de las ventajas es que apenas necesitan mantenimiento. Aproximadamente una vez por semana limpiaremos las cenizas que se han ido acumulando y sólo una vez al año efectuaremos la limpieza a fondo de la estufa, con el objetivo de quitar los restos de ceniza acumulada en todos los conductos.
Por último, destacar que con este sistema de calefacción estaremos utilizando un tipo de energía renovable, colaborando en la reducción de gases de efecto invernadero en la atmósfera, disminuyendo la lluvia ácida (no contiene azufre) y fomentando la limpieza de los montes.

Facebook Commentario