Getting Home Improvement Done!

Falso techo: beneficios y materiales

techo_pladur

Falso techo: beneficios y materiales

La colocación del falso techo, además de ser muy habitual en oficinas o restaurantes, es una reforma habitual en el ámbito del hogar por las ventajas que conlleva. En este artículo repasamos los principales beneficios de tener un techo de este tipo en casa y las diferentes opciones de materiales y acabados que puedes encontrar.

Ventajas colocación techo pladur

Tanto si vives en una vivienda unifamiliar como en un piso, el falso techo te ayudará a ahorrar energía y a contribuir con el medio ambiente. Eso es debido a que uno de los principales efectos de tener falso techo es una mejora del aislamiento térmico del hogar. De esta forma, será un poco más fácil mantener la vivienda caliente durante el invierno y fresca en verano, con el consecuente ahorro económico que implica.

Además del aislamiento térmico, con el falso techo también se logra aumentar el aislamiento acústico. Esto puede resultar muy interesante si vives en un edificio ya que el ruido proveniente del piso inmediatamente superior descendería considerablemente.

A parte de mejorar el aislamiento, el falso techo tiene la función estética de ocultar todo tipo de tuberías, cables e imperfecciones. Con un techo así, olvídate de tener a la vista las canalizaciones, por ejemplo, de la calefacción o del aire acondicionado.

Finalmente, el falso techo también tiene una serie de beneficios decorativos y de mejora general del interior de la casa. Por ejemplo, pueden ayudarte a dividir espacios, a aumentar el espacio de almacenamiento, a disminuir la altura de la casa en el caso de tener techos originales muy altos, etc.

Falso techo: materiales y acabados

A la hora de colocar un falso techo, la opción más habitual para viviendas es el falso techo continuo que se caracteriza porque no es posible acceder al espacio que queda entre el techo original y el nuevo y por ofrecer un mejor aislamiento. La otra opción es el falso techo registrable, muy habitual en comercios y oficinas, con los que sí es posible acceder al espacio libre que queda entre los techos.

En segundo lugar, a la hora de elegir un falso techo, es fundamental que tengamos en cuenta la finalidad principal de éste. En función de si buscas mejorar el aislamiento térmico, el aislamiento acústico o la resistencia al fuego, deberás escoger un modelo u otro.

En el caso de que la principal finalidad sea decorativa, las opciones que te ofrecen estos techos son muy amplias, ya que cuentan con múltiples acabados y estilos. La oferta es muy variada y podrás escoger entre un sinfín de posibilidades que te permitirán dar un aire personalizado al interior de tu hogar.

En cuanto a los materiales, si eliges un falso techo continuo, lo más habitual es usar placas de cartón yeso o de escayola. Una vez colocadas, podrás pintar el techo del color que prefieras y colocar las luces fácilmente. Otra opción es colocar un falso techo de madera, que además de aislar muy bien, proporciona un acabado elegante. Igualmente, el falso techo textil o tensado también es una alternativa interesante, que cuenta con un proceso de instalación muy limpio, es fácil de mantener y está disponible en un amplio abanico de colores y acabados.

Si te estás planteando un cambio en el techo de tu casa es recomendable que siempre consultes con un profesional del sector los materiales y los acabados más adecuados a tus necesidades.

Facebook Commentario