Consejos para la mejora y reforma de tu hogar

Consejos para recuperar y restaurar vigas de madera

vigas de madera

Hace unos años, mostrar las vigas de madera daba sensación de inacabado y la tendencia era cubrirlas con un falso techo. Sin embargo, la tendencia ha cambiado y lo que antes era un estorbo, ahora puede resultar ser muy atractivo.

Ciudades como Madrid o Barcelona cuentan con muchos edificios con más de 50 años de antigüedad. Estos edificios suelen tener vigas de madera cubiertas por un falso techo. Recuperar y restaurar esas vigas es una muy buena opción si quieres darle un nuevo aire a tu hogar, aportando dinamismo y carácter propio.

Recuperar vigas de madera

En primer lugar, debes tener en cuenta que las vigas realizan una función muy importante y no serán simplemente un elemento decorativo. Por lo tanto, aunque parezca obvio, ni pueden quitarse, ni deben manipularse sin la presencia de un profesional.

Lo primero que debes hacer es observar el estado de las vigas. Para ello, deberás retirar todo el material que hasta ahora las cubría, dejando la viga de madera lo más limpia posible. Puedes incluso realizar un proceso de lijado superficial que te ayude a conseguir una limpieza total. De este modo, podrás evaluar su estado real y aplicar los tratamientos necesarios.

Restaurar vigas de madera

En segundo lugar, tal y como indicábamos, debes evaluar cuál es el estado de las vigas.  Puede que durante estos años las vigas de tu hogar hayan sufrido ataques de polillas o carcomas, humedades o grietas. Si detectas que las vigas están en un buen estado, es recomendable que realices un tratamiento preventivo que garantice la seguridad durante los próximos años. Suelen aplicarse fungicidas que evitan la presencia de hongos. Si por el contrario, detectas que las vigas de madera no se encuentran en perfecto estado, deberás tratarlas llevando a cabo un proceso de saneamiento.

Vigas decorativas

Una vez hayas aplicado el tratamiento necesario, debes asegurarte de nuevo que la viga está completamente limpia y seca, sin ningún resto de polvo o humedad. De esta manera, podrás decidir cualquiera de las alternativas que te proponemos a continuación:

  • Mantener las vigas en su color original. Para ello, barnizarás las vigas de madera con el color de barniz que más te guste . Debes tener en cuenta que dejar las vigas al descubierto da sensación de disminución de espacio, por esa razón es recomendable que el color del techo y pared sea un color claro.
  • Pintar las vigas de un color vivo. Si quieres que las vigas resalten como elemento decorativo, puedes pintarlas de un  color vivo que resalte sobre el color de pintura del techo.
  • Pintar las vigas y el techo del mismo color. Es una muy buena opción si no quieres que las vigas tomen demasiado protagonismo.

Esperamos que todos estos consejos te hayan servido de ayuda para llevar a cabo la restauración de las vigas de madera de tu hogar. Es recomendable que un profesional te acompañe durante el proceso de evaluación del estado de las vigas. De esta manera, te aseguraras si puedes o no seguir con la reforma sin riesgos.

 

Facebook Commentario