Getting Home Improvement Done!

Techos de escayola: mantenimiento y limpieza

limpieza techo

Techos de escayola: mantenimiento y limpieza

Los techos de escayola son muy habituales en las viviendas ya que por una buena relación calidad-precio se logra un techo resistente y con propiedades aislantes. Además, es un material versátil con el que otorgar un acabado elegante a cualquier estancia. Sin embargo, a pesar de estas ventajas, este tipo de techo va acumulando suciedad y, como consecuencia, el hogar se ve mal cuidad. En este artículo, repasamos las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de mantener con buen aspecto los techos de escayola.

Limpieza escayola techo

En la tarea frecuente de barrer el suelo y sacar el polvo de los muebles puedes incorporar también retirar el polvo del techo. Con un plumero o con la propia escoba, puedes aprovechar para sacar la suciedad acumulada en el día a día y eliminar posibles telarañas. También es recomendable que, de forma periódica, limpies las lámparas que cuelgan del techo.

Además del mantenimiento habitual de los techos, cada cierto tiempo, será necesario hacer una limpieza más profunda del techo. De esta forma, irás eliminando las manchas provocadas por el uso y el paso del tiempo. En primer lugar, te recomendamos que protejas los diferentes elementos que cuelgan del techo. Puedes descolgarlos o taparlos con algún trozo de plástico o tela. De esta forma, evitarás que se ensucien o sufran desperfectos.

En segundo lugar, debes tapar los muebles y las paredes. Recuerda que cuando empieces a limpiar toda la suciedad irá cayendo. Por eso, es importante proteger el resto de elementos y ahorrarte, de esta forma, tener que limpiarlos también. Si no tienes la posibilidad de sacarlos de la estancia, lo más práctico es que, simplemente, cubras muebles y paredes con telas.

Cuando tengas el área de trabajo preparada, puedes limpiar el techo con una bayeta húmeda envuelta en una escoba e ir pasándola por toda la superficie. Al estar la bayeta humedecida el polvo quedará pegado y evitarás que caiga todo al suelo.

También te recomendamos que prestes especial atención a la limpieza de los elementos que acumulan mayor suciedad: los surcos de los rosetones y de las molduras, los adornos, las lámparas, etc. Todas estas partes pueden limpiarse con una bayeta un poco húmeda.

Finalmente, en el caso que estés en un proceso de reforma de un piso antiguo y que, por falta de mantenimiento, los techos de tu casa tengan muchas manchas y muestra evidentes de suciedad, te aconsejamos entrar en contacto con profesionales del sector para que marquen el plan de acción adecuado para recuperar las características originales de los techos.

Facebook Commentario