Consejos para la mejora y reforma de tu hogar

Reformas de baños – Guía práctica

Reformas de baños – Guía práctica

Los principales motivos de reformar el baño son conseguir un aspecto más moderno y lograr más espacio. Además, si tienes intención de vender tu casa en un futuro, renovar este espacio es una inversión que recuperarás. En este artículo te presentamos una serie de ideas para reformar el baño de manera que te permita ahorrar tiempo y dinero en el presente y recuperar la inversión en un futuro.

Planificación

Como ya te contamos en esta entrada, el primer paso en el proceso de reforma es diseñar un plan y fijar un presupuesto. A la hora de establecer tus objetivos, considera todos los elementos: revestimiento de paredes y suelos, azulejos, renovación de las instalaciones de electricidad y fontanería, equipamientos sanitarios, mano de obra, materiales, etc. Dedica todo el tiempo que sea necesario a la planificación para evitar costes innecesarios más adelante.

planificar baño

Selección de los cambios

La reforma puede durar meses y, cuanto más se altere la planta original, mayor será el coste. Además, cuanto más estructurales sean los cambios, mayor será el tiempo de convivir con la incomodidad de las obras. A no ser que sea absolutamente necesario, recomendamos centrar los esfuerzos en renovar los equipamientos actuales. El resultado será mucho más efectivo y te permitirá ahorrar tiempo y dinero en los trabajos de demolición y fontanería.

Equipamientos sanitarios

Aunque el baño o la ducha todavía estén en buen estado, aconsejamos considerar su renovación. Los equipamientos antiguos pueden perder agua y, en consecuencia, dinero. Llama a un fontanero para que evalúe todos aquellos aparatos que quieres conservar para cerciorarte de que sean eficientes. Si no es así, comprar nuevos significará un ahorro a largo plazo.

Ventilación

Un ventilador de extracción en el techo o en la pared asegura la calidad del aire del espacio. La circulación del aire reduce la humedad, lo que evita la aparición de moho. Asegúrate de que el sistema de ventilación está situado lejos de la puerta o de una entrada de aire y que está conectado con el exterior de la casa.

Neutralidad

Evita elegir azulejos demasiado llamativos o equipamientos sanitarios (lavabo, inodoro, bidé, etc.) muy extremados. Aunque a ti te guste, un estilo osado puede no ser del agrado de futuros propietarios o inquilinos. Evita lo extremo en la remodelación y, si decides cambiar los equipamientos, elige colores neutros. Puedes darle el toque creativo al baño a través de elementos fácilmente sustituibles, como la cortina de la ducha, las toallas, la decoración o el color de la pintura.

Iluminación

Uno de los usos principales del baño es acicalarse, en este sentido, una cantidad decente de luz es esencial. Dependiendo del tamaño del espacio, plantéate poner uno o dos puntos de luz en el techo para un alumbrado indirecto y otro punto de luz, de alumbrado directo, en el espejo.

Almacenamiento

Conseguir suficiente espacio de almacenamiento en un baño puede suponer un reto. Las estanterías y armarios empotrados pueden ser una buena opción. El espacio de debajo del lavabo o de detrás de las puertas son espacios sin uso que pueden servir como lugar para almacenar. Escoge muebles y otros accesorios que busquen aprovechar bien el espacio, por ejemplo, un armario de pared con espejo.

Antes de embarcarse en la reforma del baño se deben tener en cuenta varios aspectos y, durante las obras, el proceso parece no tener fin. Sin embargo, el resultado final conlleva años de satisfacción y aumenta el valor de la vivienda.

Facebook Commentario

Have any question or comment?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.