Consejos para la mejora y reforma de tu hogar

Calefacción por Suelo Radiante: Precio e Información.

suelo radiante

¿Pensando en instalar o reemplazar el sistema de calefacción de tu hogar? La calefacción por suelo radiante puede ser una muy buena opción. En este artículo, te explicaremos todo aquello que debes saber para realizar su instalación.

Instalación de un sistema de calefacción por suelo radiante

¿Estás a punto de comenzar a renovar tu casa y has pensado en instalar sistema de calefacción por suelo radiante? ¿Has decidido reemplazar los radiadores antiguos por un sistema de calefacción invisible pero con un gran rendimiento?
Sean cuales sean tus necesidades y tu elección, es importante que al informarte acerca de este sistema de calefacción, confíes en los verdaderos profesionales de este sector, quienes pueden asesorarte sobre la mejor opción. Los especialistas en calefacción de suelo podrán brindarte toda la información que necesitas, teniendo en cuenta el tamaño de tu propiedad y el presupuesto que estás dispuesto a gastar. En otras palabras, puedes solicitar la instalación del sistema de calefacción por suelo radiante en función del presupuesto con el que cuentes.

Los profesionales del sector podrán ofrecerte la posibilidad de elegir entre:
• Sistema de calefacción por suelo radiante eléctrico.
• Calefacción por suelo radiante por agua.

El sistema de calefacción por suelo radiante requiere el asesoramiento de profesionales que hayan sabido mantenerse al día sobre las últimas novedades del sector. Por ejemplo, el profesional debe saber que el precio es diferente dependiendo de si instala el sistema de calefacción de suelo radiante eléctrico o el de suelo radiante por agua.

La instalación de este sistema de calefacción empieza con la preparación del suelo y con la aplicación del aislamiento anti-vapor, para prevenir la filtración de humedad. Luego se procede a instalar el marco perimetral y, a continuación, se colocan los paneles alrededor de los cuales fluirá la tubería. Finalmente, se realiza una prueba y se procede a crear la regla de cemento , sobre la cual se instalará el suelo de interior.

La calefacción por suelo radiante también se puede colocar de dos maneras distintas:

• Colocación húmeda

utilizando este método, también deben incluirse los costos de materiales, salarios y transporte. El precio se calcula en base a los metros cuadrados y la cantidad que se debe calentar. Las tuberías se fijan en el cemento, lo que aumenta los costos en comparación con el uso de la regla.

• Colocación en seco

con este tipo de colocación, el calentamiento utiliza una superficie de fijación llamada regla, y por lo tanto las tuberías no se fijarán en el cemento. La ventaja es que el suelo se calienta más rápido, la instalación es más rápida y más fácil y, por lo tanto, más barata.

Precio de Instalar calefacción por suelo radiante

Hay dos formas de instalar este tipo de calefacción. El primer método es más tradicional, mientras que el segundo, más moderno, implica el uso de una parrilla eléctrica. En cualquier caso, el coste para su aplicación es de unos 50 € por m² (aproximadamente). Dependiendo del tipo elegido y del tiempo requerido, podemos estimar un coste promedio que varía de 30 € a 70 € por m².

Los costes varían dependiendo de si la calefacción por suelo radiante se va a utilizar como calefacción principal, secundaria o para todo el edificio. En la siguiente tabla, podéis observar algunos precios orientativos sobre cuánto cuesta instalar suelo radiante:

Desde Hasta
Calefacción por suelo Radiante (colector no incluido) 40€/m2

65€/m2

Suelo radiante para apartamento de 70/80m2

2500€

5000€

Tipos de calefacción por suelo radiante

Calefacción principal

Si decides utilizar la calefacción por suelo radiante como la calefacción principal de tu hogar, puedes optar por retirar los radiadores. Una calefacción por suelo radiante principal implica la proximidad de las tuberías para generar un calentamiento y rapidez de todo el entorno. Este tipo de calefacción implica altos costes.

Calefacción secundaria

Si, por otro lado, optas por el calentamiento secundario, entonces las tuberías se pueden colocar a una distancia mayor una de la otra, ahorrando en materiales y mano de obra. En este caso el suelo se puede combinar con otros tipos de calefacción.

Suelo radiante eléctrico.

La instalación de calefacción por suelo radiante eléctrico será más barata que la colocación húmeda o seca. Por contra, los costes de uso podrían ser más altos debido a los elevados precios más de la electricidad (frente al gas).

Por suelo radiante

La mayoría de superficies son adecuadas para este sistema de calefacción, incluso aquellas que funcionan peor. Aun así, al elegir cubrir el suelo con una alfombra, presta atención a la presencia o ausencia del logotipo indicado a la derecha. Siempre es bueno consultar a un especialista para saber si un tipo de suelo interior es adecuado o no.

Cómo alimentar el sistema de calefacción por suelo radiante.

El funcionamiento de este sistema de calefacción  puede realizarse utilizando diferentes tipos de suministro de energía. Los más comunes son:

• Caldera de condensación.
• Caldera de pellets.
• Caldera de gas.
• Estufas de pellets.
• Estufas de leña.
• Estufas a gas.

Además de las calderas y estufas, la calefacción por suelo radiante también puede provenir de paneles solares, energía geotérmica y bombas de calor. En este caso, es necesario organizar los sistemas, pero el rendimiento final es excepcional.

¿Cómo funciona el sistema de calefacción por suelo radiante?

El funcionamiento de la calefacción por suelo radiante se realiza mediante un sistema de bobinas que transmiten el calor hacia las distintas estancias de la casa. El sistema de calefacción de suelo, de hecho, está compuesto por tuberías ( en el caso de un sistema de agua) o resistencias eléctricas (en el caso de un sistema eléctrico) que están debajo del suelo y están soportadas por paneles radiantes especiales.
Cuando la caldera, la bomba de calor o el sistema fotovoltaico comienzan a funcionar, las tuberías comienzan a calentarse y transmiten el calor por radiación. Todo ello permite que el calor se propague de manera uniforme por todo el ambiente.
Para optimizar la duración y el funcionamiento del sistema de calefacción por suelo radiante, es importante encenderlo continuamente, evitando el encendido y apagado intermitente, lo que limitaría su eficiencia.

¿Cuánto gasta el sistema de calefacción por suelo radiante?

Los costes de la calefacción de este sistema suelen ser muy variables. En general, se puede decir que en comparación con los costes iniciales de instalación, a largo plazo se obtiene un ahorro en términos de consumo.
Si decides instalar calefacción por suelo radiante, debes saber que tu presupuesto debe ser alto, ya que implica crear una estructura hecha de tuberías, paneles y colectores. Este coste también fluctúa en función si la energía va a suministrarse con una caldera de condensación o con paneles fotovoltaicos.
Sin embargo, una vez que se ha cubierto el coste inicial, el consumo es mucho menor que el de los sistemas de calefacción tradicionales. De hecho, aunque deben considerarse los importantes costes de instalación para el sistema de calefacción por suelo radiante, el consumo se reducirá en un 35% aproximadamente. La calefacción por suelo radiante produce calor con una temperatura de agua más baja que el de los sistemas de calefacción convencionales. De hecho, es suficiente establecer una temperatura entre 30° y 40°, generando un menor consumo en la factura.

Mantenimiento del sistema de calefacción por suelo radiante

Cuando se evalúa la instalación de calefacción por suelo radiante, a menudo se teme incurrir en errores de funcionamiento o fugas de agua que podrían afectar al suelo donde se encuentra la fuga.
Para evitar este tipo de fallos, deben llevarse a cabo intervenciones simples de mantenimiento y prevención. Aun así, los materiales con los que están fabricados los tubos son muy duraderos y resistentes y no se dañan fácilmente.
De todas formas, para preservar el sistema de calefacción por suelo radiante, es esencial que sea instalado por profesionales calificados y experimentados. Además, el mantenimiento periódico de la caldera o la fuente de alimentación del sistema, será fundamental para garantizar la durabilidad del sistema.

Esperamos que toda esta información te haya servido de ayuda para empezar con la instalación de este  en tu hogar.

Facebook Commentario