Consejos para la mejora y reforma de tu hogar

Seguridad puertas exteriores

seguridad puerta exterior

Seguridad puertas exteriores

Tanto si vives en una casa unifamiliar como en un apartamento, la seguridad de la puerta de entrada es crucial para prevenir robos y garantizar que tu vivienda esté protegida. En este artículo, te damos una serie de consejos para aumentar la seguridad de tu puerta y dificultar al máximo las intrusiones no deseadas.

Instala un escudo de seguridad

El escudo es la placa metálica exterior que protege el bombín y el mecanismo interno de la cerradura de posibles ataques. En ocasiones, encontramos llaves y cerraduras de alta seguridad combinados con escudos antiguos que no ofrecen una protección real. Un escudo de este tipo, no resistiría una entrada forzada. En ese sentido, te recomendamos que elijas un escudo de seguridad que impida la extracción o rotura del bombín y el ataque con método bumping (técnica no destructiva de apertura).

Refuerza el marco de la puerta

Aunque la puerta incluya planchas de acero, el marco de la puerta sigue siendo de madera y puede acabar rompiéndose a base de golpes o haciendo palanca. Por eso, no hay que olvidarse de la resistencia del marco de la puerta. Una de las opciones que ofrecen más seguridad, son las puertas acorazadas, cuyo cerco es de hierro macizo a prueba de ataques.

Cambia las puertas huecas de bajo coste por puertas de madera sólida, metal o fibra de vidrio

Las puertas huecas son, básicamente, láminas de madera con un núcleo de cartón. Este tipo de puerta solo debe usarse para el interior de la vivienda, no para puertas delanteras o traseras. Las puertas de madera maciza son un poco más caras pero mucho más resistentes que los modelos huecos. Las puertas de metal y de fibra de vidrio también son una opción muy recomendable en cuanto a la seguridad que ofrecen. Además, son más resistentes a las inclemencias del tiempo que las de madera.

Asegura las bisagras expuestas si la puerta se abre hacia afuera

Si el ladrón ve una puerta que se abre hacia afuera, puede decidir atacarla en su punto débil: las bisagras. En general, todas las bisagras deberían estar en la parte interior de la vivienda. Si no es así, hay algunos métodos para aumentar su seguridad, por ejemplo, con refuerzos de acero, alfileres no removibles o clavos de doble cabeza.

Añade un extra de seguridad visible con luz

Deja claro a cualquier posible ladrón que tu puerta está bajo vigilancia. Por ejemplo, una simple luz en la entrada puede hacer que el ladrón renuncie a atacarla. Otra opción igualmente económica y de fácil instalación es colocar una luz con detección de movimientos.

Siguiendo estas recomendaciones, aumentarás la resistencia de tu puerta ante intrusiones con fuerza en tu hogar.

Facebook Commentario