Getting Home Improvement Done!

Cédula habitabilidad: qué es y para qué sirve

cedula habitabilidad que es

Cédula habitabilidad: qué es y para qué sirve

Cédula habitabilidad es el nombre que recibe el documento administrativo necesario con el que acreditar que una vivienda cumple con todos los requisitos mínimos para ser habitada. Determinará, por lo tanto, que el estado de salubridad, solidez e higiénico son los idóneos para poder vivir en ese espacio.
Existen dos tipos de cédulas, que dependen de la antigüedad del inmueble.
– De primera ocupación: para viviendas nuevas o para las que han sido resultado de una gran rehabilitación.
– De segunda ocupación: para viviendas usadas.
La vigencia de la misma dependerá del año de construcción de la vivienda o de la fecha en la que se hizo la petición.
La mayoría de los requisitos que se contemplan para adquirir la cédula de habitabilidad están relacionados con la medida y la distribución del espacio. Asimismo, tanto la superficie como la altura de la vivienda deben cumplir ciertos criterios de medida mínimos.

¿Cuándo voy a necesitar la cédula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad es totalmente obligatoria para cualquier espacio que va a ser destinado a hacer la función de vivienda.
Es importante conseguir dicha cédula, ya que es imprescindible para que los suministros de agua, luz, gas o telecomunicaciones puedan llevarse a cabo. Sin ella, las compañías que garantizan el suministro de los servicios mencionados no pueden efectuar la instalación de los mismos.
Además, si tu intención es la de vender o alquilar el espacio, también es obligatorio contar con la correspondiente cédula de habitabilidad.
Por último, si tu propósito es comprar el espacio y necesitas la concesión de una hipoteca con la que hacer frente a la compra, es muy probable que el banco o caja de ahorro te exija la cédula que garantice la habitabilidad de la vivienda, para poder otorgar el capital demandado.

¿Cómo conseguir la cédula de habitabilidad?

Lo primero que tienes que saber es que la normativa cambia dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres. Por lo tanto, el grado de exigencia y las condiciones a cumplir cambian en cada comunidad.
De esta manera, un profesional arquitecto, arquitecto técnico, aparejador o ingeniero de la edificación podrá ser el encargado de realizar el certificado de habitabilidad, siendo conocedor de la normativa reguladora de tu comunidad.
Es importante que no confundamos el término certificado de habitabilidad con el de cédula de habitabilidad. Mientras que el certificado corresponde al informe que ha realizado el profesional, después de haber visitado el espacio y recabado la información necesaria sobre el mismo, la cédula será el documento final que emitirá el Ayuntamiento del municipio en el que te encuentres. Por lo tanto, para conseguir la cédula de habitabilidad, el Ayuntamiento deberá contar con el certificado de habitabilidad, así como con otra documentación necesaria de la persona titular.
Si tu vivienda cumple los requisitos, el plazo para conseguir la cédula no suele ser superior a un mes, aunque de nuevo, dependerá de cada una de las Comunidades Autónomas. Una vez conseguida, tu vivienda está preparada para recibir cualquier suministro y para ser vendida o alquilada.

Facebook Commentario