Consejos para la mejora y reforma de tu hogar

Instalar riego automático: qué debes saber

cesped regado

Instalar riego automático: qué debes saber

¿Te estás planteando instalar riego automático en el jardín de tu casa? Este tipo de sistema, aunque implique un desembolso económico inicial, a medio y largo plazo es, sin duda, una buena inversión por el ahorro en agua, tiempo y trabajo que conlleva.

El hecho de ser un sistema automatizado te permite programar el riego, por lo que te podrás olvidar de estar pendiente del estado del jardín a diario. Al poder establecer que el riego sea cuando no hay sol provoca un ahorro en agua, ya que ésta no se evapora. Además, el agua se dispersa en función de las necesidades del terreno, por lo que se evita exceso o falta de agua en determinadas zonas.

A la hora de elegir el sistema de auto riego más eficiente, los factores básicos que influirán son el tipo de tierra, la dimensión del jardín y la cantidad de agua necesaria según el tipo de vegetación. A continuación, puedes echar un vistazo a los principales sistemas: los difusores, los aspersores y el riego por goteo.

Riego por difusores

Con el sistema por difusores, el agua sale en forma de cortina (con ángulo regulable) sin ningún tipo de rotación. Es el sistema ideal para superficies reducidas que necesitan una gran cantidad de agua en poco tiempo, tales como parterres, arbustos o césped. Igualmente, son especialmente eficientes en terrenos planos y suelos absorbentes.

Aspersores de riego

Con el sistema de aspersores, el agua sale realizando un giro del ángulo que determinemos. El agua se va distribuyendo por todo el ángulo y, una vez llega al final del recorrido, vuelve al inicio para volver a girar. Son muy útiles para cubrir de forma uniforme grandes superficies de terreno, como praderas, parques o campos de golf.

Riego por goteo

El riego por goteo está formado por tubos o mangueras con pequeños orificios por los que el agua sale y entra en contacto directo con el suelo. Puedes programarlo para que riegue superficies enteras o sólo algunas zonas (por ejemplo, algunos parterres). Este sistema suele usarse en superficies de vegetación con necesidades de riego diversas, ya que garantiza que el agua llegue únicamente a determinadas plantas o zonas.

Para disfrutar de un jardín en perfectas condiciones es necesario instalar un buen sistema de riego. Como hemos visto en este artículo, dependiendo de las características de la zona, escoger el sistema adecuado hará que la tarea de regar sea más fácil y eficiente.

Facebook Commentario